martes, 16 de diciembre de 2014

"Nos vemos allá arriba" de Pierre Lemaître (reseña tertulia). Próxima cita.

No hay comentarios:
Aunque con cambio de lugar de reunión por no estar abierto "Vergüenza ajena" los lunes, el día 15 de diciembre nos reuníamos en "The Toast" (Fernando el Católico, 50) aproximadamente la mitad de los que integramos "más que palabras...". En concreto asistimos a la cita Ana, Lourdes, Cecilia, Mari Luz, Guida, Inma, Mercedes y quien  escribe estas líneas. Nos convocaba el comentario del último premio Goncourt y desperdirnos ante la proximidad de las fiestas navideñas.. Empecemos por lo primero.

"Nos vemos allá arriba" ("Au revoir là-haut") de Pierre Lemaitre gustó bastante a la mayoría de los presentes. Tan sólo algunos -pocos- se mostraron reticentes ante la novela arguyendo la poca verosimilitud del desenlace o el exceso de crueldad y de morosidad en la misma durante algunos momentos del relato. El resto mostramos nuestra más absoluta conformidad con el producto leído. Muchas fueron las bondades percibidas en la novela y muy grande la fuerza y entusiasmo con que fueron mostradas por los partidarios de este Goncourt: redondez de la historia; denuncia de la corrupción; humor; técnicas narrativas (menos que en Faulkner, claro, pero muy bien asimiladas por el autor francés que reconoce su inmensa deuda con la faulkneriana "La paga de los soldados");  la figura del narrador se levanta omnipotente y omnipresente sobre el resto de seres que pululan por la historia; es un narrador que presenta, opina, enjuicia, interviene, se aleja, se acerca a veces hasta confundirse con los personajes, se dirige al lector, le interroga..., es con mucho la estrella de esta novela; personajes muy bien perfilados que sirven para mostrar comportamientos colectivos (el arribismo de algunos, las clases sociales, los políticos rastreros, los militares aprovechados...) o desarrollos individuales como la entrega desinteresada del protagonista Albert Maillard, las penurias vitales y el agradecimiento a Albert por parte de Edouard, la vileza de Henri Aulnay-Pradelle, la evolución de Marcel Pericourt (padre de Edouard), las mujeres del relato: Madeleine, las amantes de Henri, la enigmática niña Louise, Cecile, Pauline, la Sra. Belmont, etc. Y así seguimos hablando durante una buena hora (el surrealismo de algunas escenas, la propia división del relato en escenas más que en unidades narrativas propiamente dichas, la fuerte presencia de elementos metaliterarios y de la intertextualidad, un logradísimo final, etc., etc.) que, sin agotar la novela, nos dejó un buen sabor de boca a quienes participamos en este ameno y agradable intercambio de opiniones.

Finalizada la parte seria, pasamos a tomar un pequeño refrigerio por eso de estar las Navidades en ciernes. Burritos, humus y nachos llenaron la mesa  aunque no nos gustaron demasiado. Pese a ello, y a su calor, ideamos cómo celebrar la llegada de 2015 con el resto de amigos tertulianos. 

En primer lugar decidimos la elección de título para la próxima tertulia. Recayó la suerte en el novelista Fulgencio Argüelles y su relato "El `palacio azul de los ingenieros belgas" publicado por Acantilado y que está disponible en cualquier biblioteca del Ayuntamiento y Comunidad de Madrid.

En esta ocasión acordamos hacer la reunión en el domicilio de Mari Luz que lo ofreció para ello. Su ofrecimiento fue aceptado con simpatía por los tertulianos y decidimos que nos organizaríamos para entre todos distribuirnos bebida y comida. El día de reunión se fijó en el martes 27 de enero a las 19:00. La dirección exacta se comunicará a través de un e-mail o por whatsapp.

Como acto propio de estas fiestas decidimos, a propuesta de Cecilia si bien en otra ocasión ya lo propuso Mercedes, realizarnos unos a otros el obsequio de un libro siguiendo las normas del amigo invisible. El libro puede ser nuevo, viejo o mediopensionista, o sea, cada uno elegirá lo que estime más adecuado para la personalidad y/o gustos lectores de la persona que le hubiere tocado en suerte. La comunicación de a quién debe de hacer el regalo cada uno la haré por medio de un e-mail generado automáticamente a través de un programa informático; con esto quiero decir que yo no conozco el resultado del sorteo, que es totalmente aleatorio. La gracia de la historia estriba en mantener el secreto de a quien debe cada uno regalar.

domingo, 9 de noviembre de 2014

La tertulia sobre "Americanah" de Chimamanda Ngozi Adichie

No hay comentarios:
La guapa Chimamanda/Ifemelu
Puntuales como nunca se había visto, antes de las 7 de la tarde prácticamente todos estábamos sentados en el "Vergüenza ajena" degustando bebidas acompañadas de unas moradas patatas fritas que, ¡naturalmente!, prometían dar color a la velada.
En esta ocasión tan sólo Carmen Sánchez faltó a la cita y eso por causas totalmente ajenas a su voluntad, pues sufrir un resbalón de "narices" no es para tomárselo a broma, y más con el dolor que suele ir asociado a los golpes en esta, siempre algo prominente, parte del rostro.

Metidos de lleno en el intercambio de opiniones sobre el relato de la nigeriana afincada en USA, Chimamanda, pronto se vio que la novela había gustado a una mayoría de los asistentes, aunque, salvo contadas excepciones, apenas si había enamorado a alguien. Muchos que la defendían utilizaban como justificación fundamental la excepcional valía de su otra novela anterior, "Medio sol amarillo", en la que narra la lucha de Biafra por conseguir una república independiente de Nigeria, y la consecuente guerra civil que segó la vida de miles de personas. Mientras que este relato les había entusiasmado, "Americanah" se había quedado muy por debajo de sus expectativas.

Entre los tertulianos los hubo que hablaron a plena satisfacción del libro al que salvaban por muchos motivos: su estructura, su frescura en los diálogos, su denuncia del problema negro en los EE UU, su planteamiento femenino (¿feminista quizás? No sé), el problema de la emigración, la situación de ilegal en un país que no es el tuyo, etc., etc. Pero incluso quienes vieron sobre todo virtudes en la obra achacaron a la misma un exceso de páginas que en gran medida eran repetitivas.
Los que manifestaron su enojo con la novela lo hicieron fundamentalmente porque la misma no les había dado a conocer nada nuevo para un españolito de a pie, pues nosotros -al igual que los nigerianos, por lo leído- de corrupción política sabemos un montón, de población de clase media bien preparada que debe de emigrar para encontrar trabajo no te digo, de trabajos infames en los países de recepción que muchos jóvenes han tenido que tomar para poder vivir pues también... Quizás los disidentes de Chimamanda esperábamos acabar sabiendo más de Nigeria, pero no hubo caso. Al acabar la novela, de Nigeria no sabemos prácticamente nada. Y de la Nigeria actual con su gravísima problemática religiosa con la facción criminal y asesina de Boko Haram  nada de nada, pues la autora ni la cita; diríase que Nigeria no tiene más que una confesión religiosa, la cristiana, y que la meta de la mujer nigeriana -véase la tía Uju- es la de conseguir un hombre que la tome de amante y la provea de cuanto ella desee. Eso sí, por contra, de problemas pilosos, en especial de cabelleras rizadas foscas muy afros acabamos sabiendo un montón.

La tertulia fue muy viva y en ella se desató un interesante intercambio de opiniones sobre cuál era la finalidad perseguida por la autora al escribir su obra: que si su intención no era la denuncia social y/o política de su país, que si la autora sólo quería plantear el problema de un negro africano en USA entre blancos y negros americanos y afroamericanos, que si lo importante era que la protagonista Ifemelu -evidentemente la autora Chimamanda- era una mujer que se libera de la dependencia de la mujer nigerianarespecto al hombre, que si lo más interesante era ese estilo de escritura tipo blog mezclado con el de la narración tradicional, que si el destinatario esencial de la novela era un lector mujer más que un lector hombre, que si...., ¡qué sé yo cuántas más cosas se pusieron sobre el tapete en una, ya digo, viva e interesante tertulia literaria!

Próxima lectura y próxima cita
Agotado el asunto Chimamanda-Ifemelu pasamos al habitual momento en que los contertulios nos recomendamos lecturas los unos a los otros.

Se habló de Alan Bennet ("Dos historias nada decentes", humor), de John Bart ("El plantador de tabaco", algunos blogs literarios la califican de excelente), de Robertson Davies ("El quinto en discordia", "El mundo de los prodigios"), de Modiano, y muchos otros autores y títulos más. Hubo contertulios que se lamentaron de que se nos iba el año 2014 sin haber leído ningún título situado, o que hablase, de la contienda.

Por fin, llegada la hora de la despedida y antes de partir, establecimos el título que comentaremos en nuestra próxima cita. Este será "Nos vemos allá arriba" de Pierre Lemaitre. Se trata de una novela galardonada con el Premio Goncourt, ensalzada por los críticos y convertida en un auténtico fenómeno editorial en Francia —donde ya ha superado el medio millón de ejemplares vendidos—. La novela es un emocionante canto a la capacidad de superación del ser humano y, a la vez, un fresco y atrevido retrato de una sociedad descompuesta por uno de los más crueles inventos del hombre: la guerra. Y al tratarse de la de 1914, la laguna que antes algunos habían lamentado podría quedar cubierta a través de esta narración publicada por la editorial Salamandra y también disponible en e-book.

Quedamos en vernos el día 15 de diciembre  a las 18:30 horas en el café librería "Vergüenza ajena" de la calle Galileo.

Hasta entonces, felices lecturas.

domingo, 26 de octubre de 2014

Listado de las lecturas realizadas en la tertulia

No hay comentarios:
Salvo error u omisión los libros que hemos leído en la tertulia "más que palabras", ordenados alfabéticamente, son los que figuran en el listado que aparece a continuación. De algunos de ellos hay comentario al que se puede acceder haciendo clic sobre el título:
  1. Adiós a los padres, de Héctor Aguilar Camín
  2. Agua del limonero, de Mamen Sánchez
  3. Alguien de Alice McDermott
  4. Americanahde Chimamanda Ngozi Achidie
  5. Así empieza lo malo, de Javier Marías
  6. Austerlitz, de W. G. Sebald
  7. Blitz, de David Trueba
  8. Casa de verano con piscina, de Herman Koch
  9. Claus y Lucas, de Agota Kristo
  10. Dos historias nada decentes, de Alan Bennett
  11. El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad
  12. El filo de la navaja, de Somerset Maugham
  13. El Gran Gatsby, de F. Scott Fitzgerald
  14. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, de Oliver Sacks
  15. El jilguero, de Donna Tartt
  16. El lamento de Portnoy, de Philip Roth
  17. El librero de Kabul, de Asne Seiestard
  18. El maestro y Margarita, de Mijail Bulgákov
  19. El manuscrito de piedra, de García Jambrina
  20. El olvido que seremos, de H. Abad Faciolince
  21. El palacio azul de los ingenieros belgas, de Fulgencio Argüelles
  22. El palomo cojo, de E. Mendicutti
  23. El primo Basilio, de Eça de Queiroz
  24. El último encuentro, de S. Márai
  25. El vuelo de la reina, de T. Eloy Martínez
  26. En la orilla, de Rafael Chirbes
  27. Estupor y temblores, de Amélie Nothomb
  28. Farándula, de Marta Sanz
  29. Frontera sur, de Horacio Vázquez Rial
  30. Guapa de cara, de Rafael Reig
  31. Intemperie, de Jesús Carrasco
  32. La amiga estupenda, de Elena Ferrante
  33. La boda de Kate, de Marta Rivera de la Cruz
  34. La calle de Valverde, de Max Aub
  35. La casa de Jampol, de Isaac Bashevis Singer
  36. La elegancia del erizo, de M. Barbery
  37. La habitación oscura, de Isaac Rosa
  38. La lluvia antes de caer, de Jonathan Coe
  39. La maravillosa vida breve de Óscar Wao, de Junot Díaz
  40. La marca del meridiano, de Lorenzo Silva
  41. La Mennulara, de S. Agnello
  42. La muerte de Iván Illich, de Lev Tolstoi
  43. La rubia de ojos negros, de Benjamín Black
  44. La sociedad literaria y el pastel de piel de patata, de Mary Ann Shaffer
  45. La soledad de los números primos, de Paolo Giordano
  46. La tía Julia y el escribidor, de M. Vargas Llosa
  47. Las arrugas (cómic), de Paco Roca
  48. Libertad, de Jonathan Franzen
  49. Ligeramente desenfocado, de Robert Capa
  50. Limónov, de Emmanuel Carrère
  51. Lo que no tiene nombre de Piedad Bonnett
  52. Los Buddenbrook, de Thomas Mann
  53. Los hombres que no amaban a las mujeres, de S. Larsson
  54. Los muertos, de Jorge Carrión
  55. Los privilegios, de Jonathan Dee
  56. Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin
  57. Mi vida querida, de Alice Munro
  58. Nada se opone a la noche., de Delphine de Vigan
  59. Nada, de Janne Teller
  60. Nos vemos allá arriba, de Pierre Lemaitre
  61. Plata quemada, de R. Piglia
  62. Presentimientos, de Clara Sánchez
  63. Purga, de Sofi Oksanen
  64. Rinconete y Cortadillo, de Miguel de Cervantes
  65. Ritos funerarios, de Hannah Kent
  66. Santa suerte, de Jorge Franco
  67. Stonerde John Williams
  68. Sunset Park, de Paul Auster
  69. Tarde, mal y nunca de Carlos Zanon
  70. Tokio Blues, de Haruki Murakami
  71. Una temporada para silbar, de Iván Doig
  72. Una vacante imprevista, de J. K. Rowling
  73. Verano, de John Maxwell Coetzee
  74. Yo confieso, de Jaume Cabré 

martes, 30 de septiembre de 2014

"Los Buddenbrook" en el kiosko "Montserrat", y a por Chimamanda

No hay comentarios:
Los contertulios comenzamos a llegar a partir de las 19:00. Algunos, desorientados, retrasaron su llegada al equivocar la estación de metro adecuada o al iniciar la entrada a Madrid-Río por un extremo y no por en medio donde se encuentra esta agradable terraza-velador a la orilla del río Manzanares.

La asistencia fue nutrida y eso que faltaron algunos asiduos por obligaciones ineludibles (en un caso por ser tri-abuela reciente, lo que no es asunto menor ni que suceda todos los días. ¡Enhorabuena, Cecilia!). Exactamente estuvimos disfrutando de Tomas Mann: Carmen, Mamen, Mª Luz, Guida, Ana, Mercedes, Inma, Mª Jesús, Margarita y el que escribe esta crónica.

Pinchando en la imagen se accede a un post sobre la obra
Tras tomar un refrigerio al que nos invitó Mercedes con motivo de su pasada -pero cercana aún- onomástica nos metimos de lleno en esta burguesa familia alemana, los Mann, quiero decir los Buddenbrook. La equivocación ha sido intencionada. Fue Mamen la que sacó el asunto de que el joven Mann lo que relata en esta novela es la decadencia de su propia familia gestada a lo largo del siglo XIX que acababa de finalizar cuando la narración vio la luz.

La satisfacción por la lectura fue común a todos, si bien -también casi todos- manifestamos un cierto cansancio durante las últimas 100 páginas debido a las  abundantes y algo pesadas disquisiciones filosóficas, en que se sumerge el cónsul Thomas al ver que todo se le viene abajo. Por lo demás, qué maravilla de novela:

1.-) Por el tema y los subtemas tan ciertos y propios de los entresijos de las familias de clase media-alta que están perdiendo el nivel pero que, patéticamente, conservan el tono que no se aviene con su auténtica situación. También por la estupenda manera de acompasar esta decadencia familiar con el ascenso imparable de la Nueva Alemania.
2.-) Por el lenguaje y la manera de armar una historia lineal y realista con unas descripciones de un detallismo asombroso en muchos momentos (las comidas, los vestidos, las enfermedades, las agonías de no pocos miembros de la familia...).
3.-) Por la filosofía subyacente al discurrir de esta familia: Nietzsche, Schopenhauer...
4.-) Por los distintos enfrentamientos que se muestran en el relato: protestantes vs católicos, artistas vs comerciantes, comerciantes vs aristócratas, música culta vs música popular, mundo antiguo vs mundo que se adivina, etc., etc.

Ya digo, una maravilla de novela y, sobre todo, una más que entretenida tertulia que nos llevó  del libro a nuestra realidad próxima en no pocas ocasiones, lo que viene a demostrar que estábamos ante un clásico cuya creación no ha perdido actualidad.

Empezaba a refrescar. Hubo que poner final a una animada tarde, no sin antes elegir título, lugar y hora de la próxima reunión. Decidimos que leeríamos "Americanah" de la autora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie.

Quedamos en que someteríamos al tercer grado a esta mujer el próximo día 23 de octubre a las 19:00 en la librería "Vergüenza ajena" de la calle Galileo, 56.

Hasta el 23. ¡Leed mucho y sed felices!

viernes, 27 de junio de 2014

La tertulia de la novela de Benjamin Black

No hay comentarios:
El miércoles nos reunimos en "La Tape" que está en c/ San Bernardo esquina Manuela Malasaña y comentamos la novela sobre Marlowe de Benjamin Black (John Balville).
Quedó claro que no es una maravilla, pero teniendo en cuenta que es una novela que se atiene a unas normas bastante rígidas de género (el de la novela negra) y que se trataba de un encargo de la familia Chandler con todos los visos de una posterior explotación cinematográfica,  pues concluimos con que la novela era "Correcta" y punto.
De la tertulia me pareció muy interesante el paseo que Ana nos dio por otras novelas de Benjamin Black que a ella y a otros tertulianos conocedores de esta faceta negra de Balville les parecían de mejor factura que la leída.
Pese a todo a la mayoría nos habia gustado porque nos había entretenido.  Yo, por mi parte,mi blog he hecho un breve comentario de la misma que, curiosamente,  titulo con la expresión de "novela correcta".

A continuación escogimos fecha y lugar para comentar la novela de Thomas Mann que ya habíamos escogido con anterioridad.  Se trata de "Los Buddenbrook". El día que decidimos para la tertulia fue el del lunes 29 de septiembre. Y el lugar, la terraza de "Montserrat"  del Madrid-Río. La hora, como siempre, las 19:00.

Y luego ya procedimos a dar cuenta de una serie de raciones sabrosas, correctas (je, je) y bien servidas por un camarero amable y simpático que sólo nos engañó -y sólo un poquito- en un tipo de tarta, la de zanahoria y queso,  de la que el muy ladino nos puso ración doble. Pero por lo demás, el lugar nos pareció bueno para comentar, las bebidas de calidad aceptable y el precio tan correcto como la novela que acabábamos de comentar.

Vamos, que lo pasamos divinamente. Y así cerramos este curso de tertulias que junto a los tres o cuatro años anteriores suman ya una larga serie de títulos que un día repasaremos para elegir el/los que más nos haya/n gustado.

Amigos, sólo me queda para cerrar esta crónica desearos un feliz verano a todos.

miércoles, 21 de mayo de 2014

La tertulia de "Stoner" y la próxima cita

No hay comentarios:
Ayer martes en el "Corner's clock" de la Plaza del Perú, 4 cambiamos impresiones sobre la novela de John Williams que se ha convertido en un auténtico fenómeno vírico en el mundo literario. La reunión fue nutrida en asistentes, -10 tertulianos acudimos a la convocatoria-, y las opiniones vertidas sobre "Stoner" fueron muchas, variadas y muy interesantes. Como poner nombre exacto a los dueños de las mismas es harto difícil y corro el riesgo de errar, en esta ocasión omitiré las autorías.


Lo primero que salió a la palestra fue el asunto Edith. Este personaje, la mujer de William Stoner, nos pareció uno de los más enigmáticos del relato. Hubo un intercambio de opiniones sobre su verosimilitud y sobre el motivo de su extraño obrar; y las hubo para todos los gustos, pero todas bien traídas.

A continuación saltó otro de los asuntos estrella, la cantidad de literatura que esconde esta novela. Se habló de varios autores que muchos de los que allí estábamos habíamos visto o creído ver: Cervantes y su Don Quijote soñador, Pío Baroja y su división del mundo en activos e inactivos, Carlos Fuentes y su presentación del momento final de una vida o incluso el autor de las "Crónicas de Narnia" pero en otro relato ´poco fantasioso y muy centrado en la cruel enfermedad del cámcer.

Otro de los puntos que ocupó la reunión fue el de la tristeza que emana del texto al mostrar la muy deprimente historia de este profesor universitario de orígenes más que humildes.

Naturalmente el amor, esencialmente el modo como el personaje central lo vive, fue casi casi lo que más nos entretuvo y más tiempo nos llevó pues en verdad que es sorprendente cómo un hombre puede soportar tanto sufrimiento y cuando logra un momento de felicidad no lanzarse ciegamente a por él.

También nos interesó -y más siendo una tertulia formada por docentes- la presentación que hace de los entresijos de la vida interna de una institución educativa, en la novela la Facultad de Literatura de la Universidad de Columbia (Missouri). A muchos nos pareció bastante fiel con lo vivido a lo largo de nuestra vida de docentes, teniendo en cuenta, claro es, que estamos charlando sobre un relato de ficción.

Y así de entretenida y enriquecedora resultó esta tertulia sobre "Stoner" de John William. En mi blog tengo hecho un comentario personal sobre la misma que, naturalmente, os invito a leer.

La próxima cita
Pero vayamos a lo importante: la próxima lectura y el día convenido para reunirnos y despedir este
curso.

En cuanto a lo primero se acordó realizar la lectura de la novela del heterónimo de John Balville, Benjamin Black, La rubia de los ojos negros. Es una novela policíaca que recupera el personaje de Raymond Chandler, Marlowe. Bueno, en fin, vamos a ver qué nos parece.

El día que acordamos reunirnos fue el 25 de junio. El lugar el Bar-Restaurante "Tres bocas" que está situado en la c/ Gaztambide, 11. La hora, las 20:00. ¿Por qué un restaurante-bar y por qué a las 20:00 horas? Pues porque nos queremos despedir debidamente, con una merienda-cena, pero sin dejar de hacer los deberes previamente; o sea que comentaremos de 20:00 a 21:00 y luego ya dejaremos de lado el espíritu para dar al cuerpo lo que es del cuerpo.

Hasta entonces, un saludo a todos.

sábado, 26 de abril de 2014

...desde la distancia: Leímos "Frontera sur", leeremos...

No hay comentarios:
El jueves pasado la tertulia "Más que palabras" celebró su reunión mensual. Yo no pude asistir pero sé por Mª Luz que el intercambio de opiniones sobre la novela de Horacio Vázquez Rial resultó muy interesante. Me cuenta ella que lo que más llamó la atención a los presentes que habían leído este relato fue la dureza -incluso crudeza- con que muestra la supervivencia de la emigración en el Buenos Aires de finales del XIX y principios del siglo pasado. En definitiva fue una lectura que gustó, aunque quizás se hiciera algo larga y tediosa en sus ochenta o cien últimas páginas. Pero, ya digo, yo no asistí y no puedo añadir como crónica de la reunión mucho más. Mis opiniones, a vuela pluma, sobre la novela de Vázquez Rial las coloqué en la red "Goodreads", una red social de libros que visito en ocasiones porque, entre otras cosas, tiene muchos cachivaches para poner en los blogs y me entretiene mucho. Si pincháis aquí podréis leerlas.

Los asistentes (Inma, Mercedes, Cecilia, Guida, Juan Dionisio, Mª Luz y Lourdes) procedieron luego a establecer la lectura del próximo mes de mayo. Me dice Mª Luz que sobre la mesa del "Vergüenza ajena" se pusieron títulos como "Prohibido entrar sin pantalones" de Juan Bonilla, "La piel del cielo" de la flamante premio Cervantes, Elena Poniatowska, o "La rubia de los ojos negros" de Benjamin Black a la que llevo yo esperando desde hace dos meses. Como nos suele suceder en muchas ocasiones resultó elegido el título lanzado sobre el tapete en último lugar; en esta ocasión fue "Stoner" de John Williams. La propuesta viene de mano de Cecilia que lo apoyó debido a las buenas referencias que del mismo le han llegado desde la otra tertulia con la que en ocasiones nos "engaña" (je, je...), y que creo que se llama ¿"Cuéntamelo otra vez"?

Se estableció como día de reunión el próximo martes 20 de mayo; y como lugar se decidió cambiar esta ocasión y citarnos en "The corner's clock" en la Plaza del Perú, 4, y a las 19:00 horas

Allí nos veremos.

Un saludo a todos, en especial a Guida. Mejórate, guapa.

viernes, 21 de marzo de 2014

La tertulia de "En la orilla" y la próxima tertulia

1 comentario:
El jueves pasado (20 de marzo de 2014) acudimos a eso de las 19:00 a "Vergüenza ajena", tal y como habíamos quedado en la tertulia anterior, para cambiar impresiones sobre la considerada por la mayoría de críticos literarios mejor novela del pasado año, "En la orilla" de Rafael Chirbes.

No todos habían completado su lectura (hay que decir en descargo de los 'lectura interrupta' que en esta ocasión el tiempo transcurrido entre la tertulia anterior y ésta fue menor de lo acostumbrado: ¡No pasa nada. Otra vez seremos otros los que no la culminaremos!). Pero entre los que sí habíamos llegado hasta el final, la satisfacción y el aplauso hacia la novela fueron unánimes:

- ¡Menuda novela. No deja nada fuera! ¡Están todas las técnicas y recursos narrativos: monólogo interior, estilo indirecto libre, flujo de conciencia, todos los tipos de narradores, perspectivismo, flash back, elisión, etc., etc.! -decían unos (Cecilia, Mercedes, Ana, yo mismo...).

- Y el sarcasmo, el humor, no olvidemos el humor. Lo dice él mismo en una entrevista en el ABC Cultural -apuntaba Guida. Apunte que de primeras a todos extrañó pero que a lo largo de la tertulia hubimos de concluir que sí, que efectivamente lo había, aunque sarcasmo no equivalga exactamente a humor, dijimos los en principio sorprendidos tertulianos.

Quizás lo que más nos entretuvo durante la tertulia fue la historia en sí misma y la cantidad de asuntos que aparecen en torno a ella. Al ir a exponer el asunto completo de la anécdota  hubo un momento de indecisión sobre si declararlo o no dado que algunos no habían finalizado la lectura y otros apenas si la habían iniciado. Por unanimidad se tomó la decisión de que igual que el no asistente no tiene derecho a elegir libro o fecha de reunión, quien no haya completado la lectura no debe coartar el derecho de los demás a hacer cuantos comentarios deseen sobre el conjunto de lo leído aunque éstos puedan desvelar aspectos importantes de la novela. Y siguiendo con los temas se destacaron:

* La última crisis económica como marco que envuelve toda la historia.

* La familia. Y dentro de ésta una especial atención al problema de los mayores dependientes.

* La construcción y el destrozo de la costa levantina española.

* La emigración dentro de este contexto de crisis.

* La corrupción inherente a cualquier capa social española y no exclusiva sólo de los políticos.

* La desilusión política ante los ideales perdidos o traicionados.

* El sexo en el ambiente del pelotazo urbanístico: la prostitución, sus usuarios y sus practicantes. Y muy cerca de ella, el alcohol y el consumo de cocaína, en el bar de la localidad o en el club de alterne.

*.... y tantos otros asuntos que en un resumen como éste no caben.

La presentación de estos asuntos nos llevó a plantearnos si Chirbes exagera o se ajusta a la realidad. Salvo Mamen -creo recordar- todos estábamos en que el autor muestra la realidad; crudamente, sí, pero la realidad de ese círculo concreto al que se circunscribe: el del pelotazo urbanístico y sus protagonistas.

Por último (en la reunión hubo mucho más, pero un resumen es un resumen) hablamos bastante sobre los personajes, que en cierto sentido son arquetipos de comportamientos que al decir de Inma le habían recordado los de otra novela del autor que ella leyó en su momento [perdóname, Inma, pero no recuerdo, su título. Además estoy en Salamanca y no puedo consultar en internet ahora mismo]. Todos asentimos y yendo al extremo vimos que entre ellos hay dos grupos muy claros, hombres y mujeres. Pero no estamos en el manido hombres malos y machistas frente a mujeres sufridas y buenas, no, aquí la estopa llega a todos.

Y aquí dejo lo referido al interesante y muy animado debate del jueves pasado celebrado sentados en torno a unas cervecitas, gin tonics, albariños y otras bebidas espirituosas de este tenor. Fue una tertulia muy animada; tanto, Juan Dionisio, que en algunos momentos te eché en falta porque dos voces pidiendo orden, dando y quitando el turno de palabra son muy convenientes.

Y al final recordamos el título de la próxima lectura: "La frontera sur" de Horacio Vázquez Rial. Viene avalada (Mamen dijo, con muy buen criterio, que quien proponga un título defienda muy brevemente esa propuesta) por Ana que lo leyó hace ya una decena o docena de años recordándolo con gusto y por Mari Luz -ausente en esta ocasión- que en la anterior reunión lo propuso por haber leído que era uno de los títulos imprescindibles.

La fecha elegida para su comentario fue la del día 24 del próximo mes de abril. El lugar, como no somos adivinos respecto al tiempo y donde hemos ido últimamente nos gusta, la librería-cafetería "Vergüenza ajena" en c/ Galileo, 56. La hora: las 19:00, siempre buena hora.
___________________
NOTA: La primera publicación de esta entrada fue rápida porque no estabaen Madrid. Hoy ya es lunes y como prometí la he completado y embellecido.______________

viernes, 28 de febrero de 2014

La tertulia de "Presentimientos" y nuestra próxima cita.

No hay comentarios:

El último jueves de febrero a las siete de la tarde acudimos a la librería-cafetería "Vergüenza ajena" para  comentar la novela "Presentimientos" de Clara Sánchez y la adaptación cinematográfica que de la misma ha hecho el realizador riojano Santiago Tabernero.

Antes de nada hemos de resaltar que ha sido una de las reuniones con mayor número de participantes;  baste decir que hasta Juan Dionisio, que nos tenía muy abandonados últimamente, acudió y enriqueció el debate con sus atinadas opiniones amén de resultar una fantástica ayuda -que desde aquí le agradezco-  a quien esto escribe poniendo orden en el desarrollo de la tertulia.

En cuanto a lo que nos congregaba, el libro de Clara Sánchez y su versión cinematográfica cumplieron con creces su finalidad suscitando una sana serie de opiniones dispares que hicieron que el debate fuese enriquecedor y uno de los mejores, más que por el asunto por las aportaciones y defensa por los intervinientes de sus posiciones.

Abrió Guida el turno de intervenciones con una excelente reseña de lo dicho por la autora de la novela, el director y algunos actores en una conferencia-presentación de la película. Por ella supimos de la dificultad de la adaptación (hasta doce versiones del guión llegaron a existir), del tiempo que les llevó (cuatro años; no a tiempo completo, entendemos, claro), de que lo que más le interesaba a Tabernero -y también a Noriega que en el film hace el papel de Félix- era profundizar en la inmersión que los personajes hacen dentro de sí mismos a raiz del hecho fortuito del accidente, la satisfacción de la novelista con el producto  cinematográfico,  y alguna cosita más que ahora mismo no recuerdo.

Lo primero que a raiz de la intervención de Guida se puso de relieve es que no todos habíamos visto la película (más o menos la mitad de los asistentes, y de éstos algunos de modo no completo por problemas técnicos). Este hecho marcó ya una frontera, dado que los que habíamos hecho las dos tareas teníamos mejor opinión del producto que los que se habían quedado a medias y no habían visto el film. Entre estos últimos predominaba la negatividad y casi todo les había decepcionado: personajes incompletos, reacciones inverosímiles en algunos de ellos, mal desarrollo de las dos partes (la de Julia y la de Félix), enanez estilística, ubicaciones erróneas y que confunden al lector, etc.

 Por contra los demás, tras advertir que nos parecía una novelita y no un gran producto, alabamos de Clara Sánchez: su saber hacer en el paso del mundo real al de la ensoñación en que Julia vive su otra vida; la más que aceptable evolución de los personajes que salen enriquecidos tras la traumática experiencia que les lleva a dar lo mejor de sí mismos incluso en actos de entrega amorosa que en frío podrían parecer inverosímiles como el de Félix al llevar al amante de Julia por ver si así ella logra volver a la vida; la comercialización de la 'felicidad' vislumbrada en la foto de la pareja de jubilados alemanes u holandeses que existe en los apartamentos de veraneo y que a Julia en su mundo onírico y a su madre en el real se les mete en la cabeza; la visión del funcionamiento de un submundo que existe sin verlo en nuestro entorno y que Julia visitará en su vida de dormida (el mundo de Marcus y el del vigilante del supermercado)...

También se señaló en el animado debate que al igual que sucediera con la novela leida anteriormente, la de Marta Rivera de la Cruz, se percibe que en estos productos literarios realizados por personas procedentes del mundo del periodismo, se perciben sus modos de hacer y para algunos de nosotros negativamente. Así ese estilo de escritura urgente que hace uso de palabras manidas, construcciones coloquiales hasta el extremo de caer en errores lingüísticos, escasas o nulas alusiones culturales...; pero al tiempo, y quizás por ello, agilidad discursiva que provoca una lectura agradable.

En fin como ya he dicho una agradable tarde de tertulia que finalizamos recordándonos el título de la lectura de marzo que ya habíamos dejado decidida en la reunión anterior, "En la orilla" de Rafael Chirbes. El día para comentarlo será el del 20 de marzo próximo; y el lugar, como hemos estado muy a gustito que diría no sé quién,  el mismo de hoy, o sea "Vergüenza ajena"en la calle Galileo, 56.

Hasta entonces, pasadlo bien y leed mucho.

martes, 28 de enero de 2014

La autora, el director y los guionistas de "Presentimientos"

1 comentario:
Hoy

Clara Sánchez, Eduardo Noriega y Santiago Tabernero nos hablarán de PRESENTIMIENTOS en Casa del Libro de Gran Vía, Madrid

Día: Martes 28 de enero
Hora: 19.30 horas
Lugar: Casa del Libro - Gran Vía 29, Madrid

puede ser interesante verlos y escucharlos de cara a nuestra lectura

Saludos

Tertulia sobre "La boda de Kate". Próxima lectura.

No hay comentarios:
"La boda de Kate" no dio para mucho. Los que asistimos a la reunión en el Ateneo el pasado 27 de enero concluimos que Marta Rivera de la Cruz es desenvuelta con la pluma, aunque -en opinión de algunos (Mamen, Mª Luz, Guida, Ana y algún otro)- no provoca grandes descubrimientos en los lectores. Otros tertulianos (Lourdes o Mercedes, por ejemplo) salvaron la novelita, si bien  Lourdes nos comunicó que su buena opinión sobre Rivera de la Cruz le venía sobre todo por su obra "En tiempos de prodigios" que 2006 fue finalista del premio Planeta, novela que nos recomendaba leer. En lo que prácticamente todos sí que estuvimos de acuerdo fue en que aunque la novela era un remedo de "Las chicas de oro" (Margarita) en la que todos los personajes estaban 'divinos de la muerte' (irónicamente, Juan Carlos) y los problemas dinerarios no existían o se solventaban con mágica facilidad, con todo nos parecía bastante mejor que la de la Rowling que leímos allá por el mes de octubre y que a la mayoría nos pareció bastante flojita (vid. opiniones vertidas por los tertulianos sobre "Una vacante imprevista"). Además -y esto es una mera opinión personal- el buen gusto por la buena literatura se forja sabiendo discernir lo bueno de lo menos bueno, y estas novelitas si se logran terminar son muy interesantes para depurar y formar opinión crítica.

Pasamos con cierta rapidez a establecer la próxima lectura. En esta ocasión, y tras la acostumbrada siembra de títulos sobre la mesa, optamos por una experiencia algo novedosa, la de leer una narración y ver su adaptación cinematográfica. Para ello elegimos como lectura la novela de Clara Sánchez "Presentimientos" que ha sido llevada al cine por Santiago Tabernero con el mismo título de la novela y que fue estrenada el pasado viernes día 24 de enero. Dada la poca duración de las películas en las salas es aconsejable asistir a la proyección incluso antes de leer el relato, algo que en mi experiencia profesional como profesor de literatura pocas veces he recomendado a mis alumnos por el peligro de interferencia mental que tiene la imagen sobre la letra impresa; pero en esta ocasión a la fuerza ahorcan.

Quedamos en vernos el próximo día 27 de febrero, jueves, a las 19:00 horas en el café-librería  "Vergüenza ajena" que se encuentra en la zona de influencia de nuestra contertulia Guida, concretamente en la C/ Galileo, 56. Allí nos vemos.

Hasta entonces, buenas lecturas y mejores película (que ahora hay muchas)